II Jornada de Mobbing y Bullying en la UNA

El SINDICATO DE TRABAJADORAS Y TRABAJADORES DE LA UNA EN MATERIA DE ACOSO LABORAL:

En materia de regulación del Acoso Laboral, hay que reconocer que tanto el sindicato como la universidad, han considerado el tema como de interés general, pues sin existir en el país regulación o normativa alguna, se logra introducir en el artículo  212 de la Convención Colectiva, la definición del concepto, el cual literalmente establece:

“ARTICULO 212:
La Universidad reconoce el acoso u hostigamiento laboral como aquella conducta que se produce en los centros de trabajo y que conlleva a una situación en la que un trabajador o trabajadora universitario/a o grupo de trabajadores o trabajadoras universitarios/as ejercen una violencia psicológica de forma sistemática y recurrente, durante un periodo de tiempo, sobre otro/a trabajador/a o trabajadores/as universitarios/as, respecto de las que mantiene una relación asimétrica de poder o en el mismo nivel y con el objetivo de destruir las redes de comunicación de la víctima o víctimas, destruir su reputación, perturbar el ejercicio de sus labores, intimidar, apocar, reducir, aplanar, amedrentar y consumir emocional e intelectualmente a la víctima con vista a eliminarla de su centro de trabajo o satisfacer la necesidad de agredir, controlar o destruir.
La Universidad adecuará este capítulo a la aprobación de la ley nacional respectiva en todo aquello que lo supere.

Lo referente al hostigamiento sexual se rige por el Reglamento para Prevenir, Investigar y Sancionar el Hostigamiento Sexual, contenido en la GACETA N° 06-2010 del 30 de abril del 2010, el mismo puede ser actualizado según criterio de la Institución.”

Dicha definición si bien no es exhaustiva y carece de reglamentación, es sin duda alguna un avance importante, pues con el crecimiento de la universidad, también la cantidad de casos de acoso laboral que se denuncian y documentan empezó en ascenso, con la gran preocupación de que existe aún hoy, todo un desconocimiento en torno a cómo abordar el tema, siendo lamentable que se le esté dando  momentáneamente el mismo tratamiento que se da a un proceso disciplinario.

Cabe mencionar que con la regulación del artículo 212 antes citado, se dieron acordó la siguiente articulación que pretende crear una instancia llamada comisión, que sea la encargada de abordar y atender el tema, con representación sindical., tal y como se verá en los artículos que cito textualmente a continuación:

“ARTICULO 213:
La Universidad creará la instancia pertinente para la atención del acoso laboral, en la cual el SITUN tendrá representación. Dicha instancia tendrá carácter técnico, la institución le dotará de las condiciones que requiera para su correcto funcionamiento.

TRANSITORIO
La Universidad en un plazo no mayor de un año, creará la instancia encargada de atender las situaciones de acoso laboral. Dicha instancia a su vez, tendrá un plazo no mayor de seis meses para elaborar el reglamento respectivo, así como la estrategia institucional de prevención del acoso.

ARTICULO 214:
Las funciones generales de la instancia para la atención del Acoso Laboral serán definidas en el reglamento respectivo.

ARTICULO 215:
La Universidad, por medio de las instancias que se defina en la normativa institucional, y con la participación del SITUN, se compromete a desarrollar actividades en las siguientes áreas:
a. Promover la divulgación de la doctrina, la legislación nacional y extranjera y la jurisprudencia relacionada con el hostigamiento, acoso laboral y en general, con la violencia psicológica en el trabajo.
b. Promover la realización de actividades tales como: charlas, talleres, conferencias y otras; para sensibilizar y capacitar a toda la comunidad universitaria en relación con las materias señaladas en el inciso anterior.
c. Promover la investigación de las diferentes manifestaciones de hostigamiento laboral dentro de las universidades y otros centros educativos, tanto nacionales como de otros países.
d. Establecer coordinaciones con todas las instituciones gubernamentales y no gubernamentales que trabajen con esta problemática.
En el reglamento se establecerán las sanciones y las medidas disciplinarias correspondientes para los/as infractores/as.”

PROBLEMÁTICA ACTUAL EN TORNO ALTEMA DEL ACOSO LABORAL:

El mayor problema que se presenta hoy en día en torno al tema del acoso laboral, estriba en el hecho de no estar regulados o reglamentado el procedimiento y los protocolos que se deben seguir al abordar una denuncia.

Una opción que se ha dado es tramitar el tema como si fuera un proceso disciplinario, lo cual es preocupante, pues se resuelven los casos sin contar con peritajes, donde no solo se expone a una se victimiza aún más al acosado,  sino que el análisis es meramente legal, dejando de lado la parte psicológica, de manera que se aborda el tema  sin tomar en consideración que se trata de un asunto de violencia.

Otra opción que podría ser menos gravosa para la víctima es que el asunto sea atendido por la Junta de Relaciones Laborales, quien debería en base al artículo 82 de la Convención Colectiva, mismo que dice:

“ARTICULO 82:
La trasgresión o incumplimiento de cualquier disposición de la presente Convención comprobada por la Junta de Relaciones Laborales, hará acreedor/a al/a o a los/as responsables de tal incumplimiento, de una sanción que la Junta someterá como recomendación al Consejo Universitario, incluyendo la responsabilidad económica estipulada en el artículo 272 del Estatuto Orgánico de la Universidad en lo que corresponda.”
De manera tal que debería instruir un proceso y determinar si existe o no acoso, y recomendar una sanción para el acosador, en cuyo caso pareciera no ser la vía adecuada, pues habría que dotarla de las condiciones necesaria para el buen manejo del tema, y por ser una instancia bipartita, eso no es sencillo, pese a que la misma convención le da competencias interesantes, para lo cual cito los artículos 83 y 86 de la propia Convención Colectiva que establecen:

“ARTICULO 83:
Las partes convienen en mantener una Junta de Relaciones Laborales con el objeto de conocer y resolver todos los asuntos laborales que se susciten en las relaciones entre los trabajadores y la Universidad, de conformidad con lo establecido en esta Convención.

ARTICULO 84:
La Junta de Relaciones Laborales estará integrada por seis miembros, tres representantes de la Universidad y tres del Sindicato, los cuales tendrán sus respectivos suplentes. Durarán en sus cargos un año pudiendo ser reelectos. Deberán abstenerse y podrán ser recusados conforme a las causas señaladas en los artículos 230 siguientes y concordantes de la Ley General de la Administración Pública. Los miembros de la Junta podrán ser removidos por sus representados.

ARTICULO 86:
La Junta tendrá por competencia:
a) Conocer, tramitar y decidir sobre los conflictos individuales y colectivos de trabajo sometidos a su consideración, una vez agotadas las instancias correspondientes.
b) Resolver los conflictos originados en la interpretación o aplicación de la presente Convención. Las interpretaciones deben ser publicadas en la Gaceta Universitaria o en otro medio interno de comunicación idóneo.
c)  Procurar porque se mantengan buenas relaciones laborales dentro de la Universidad. A tal efecto podrá mediar, cuando la Junta así lo considere conveniente, por votación mayoritaria ya petición de la Universidad o del Sindicato, en los conflictos laborales que se susciten en las unidades académicas o administrativas, con el propósito de lograr una solución adecuada en la respectiva instancia.

RETOS:
Con el panorama antes descrito, como sindicato, nuestro principal reto ha sido presentar una propuesta a la administración de la universidad, en la que se plantee la creación de una comisión especializada para abordar el tema de acoso laboral, por lo que requerimos del apoyo y aporte de conocedores en la materia tanto a nivel nacional como internacional, para generar alianzas estratégicas y vincularnos con todas aquellas organizaciones líderes en el tema, formarnos adecuadamente y diseñar tanto los protocolo de atención, como de prevención y poder contar con los test y herramientas necesarias para la detección del acoso y rehabilitación de las víctimas.

Así mismo, implementar una campaña de sensibilización y prevención contra el acoso laboral a nivel institucional, con el fin de que se detecten los casos de manera adecuada, para ello, se ha venido realizando desde el año 2016 Jornadas de Mobbing y Bullying con profesionales en la temática. Como también se estará aplicando a una población un instrumento para medir el Acoso Psicológico laboral y poder contar con datos más reales sobre la realidad que presentan nuestros trabajadores en cada centro de trabajo y continuar en la lucha de la creación de la instancia.